CDXGames
Editor Eversim Desarrollador Eversim Fecha de lanzamiento 05 Mar 2020

4th Generation Warfare

Fourth-Generation Warfare refleja la forma moderna que adoptan los conflictos del siglo XXI. De este modo, más allá del choque frontal entre potencias militares, incluye el espionaje, la política internacional, la guerra cibernética, la manipulación de los medios de comunicación y la guerra comercial.

Descripción del juego

Fourth-Generation Warfare refleja la forma moderna que adoptan los conflictos del siglo XXI. De este modo, más allá del choque frontal entre potencias militares, incluye el espionaje, la política internacional, la guerra cibernética, la manipulación de los medios de comunicación y la guerra comercial.
A los mandos de un país, controle y despliegue decenas de personajes en el mapa del mundo para desestabilizar a sus adversarios y establecer su supremacía.
Todo está permitido: piratería informática, sabotaje, injerencia política, ataques militares, corrupción, asesinato, dominación mediante el control de los recursos energéticos, robos de información...
4GW combina el juego de estrategia y el juego de rol, con un funcionamiento por turnos

Desarrollo de una partida


A cada turno de juego, el jugador, a los mandos de un país, podrá realizar un número limitado de acciones con los personajes que controla. Cada personaje dispone de acciones específicas por su profesión o su cargo (ejemplos: la negociación de contratos para los diplomáticos, el sabotaje para los espías, la piratería informática para los hákers, la investigación para los inspectores…). También puede optar por el desplazamiento de unidades militares o las acciones que pretenden "influir" en otros personajes (ejemplos: invitar a un restaurante, proponer un soborno, amenazar con un chantaje…) y que posteriormente le permitirán ordenarles acciones de traición. En total, se dispone de más de 100 acciones distintas. En el cálculo del éxito de estas acciones, se tiene en cuenta el perfil psicológico, la experiencia y las competencias de los personajes y la posesión de determinados objetos o armas.
Durante un mismo turno, los demás países controlados por los jugadores humanos o por la IA realizan también sus acciones.
A lo largo de la partida, un sitio web de noticias y los teléfonos de los personajes informarán al jugador de los resultados de sus acciones y los acontecimientos del juego.
La puntuación de cada país se basa en cuatro criterios (diplomacia mundial, conquista militar, resultados económicos y popularidad) y permite establecer una clasificación.
Si un jefe de Estado pierde el poder o muere, el jugador que lo controla será eliminado.
El último país que siga en juego o el primero de la clasificación tras el último turno de juego gana la partida. Los objetivos secretos opcionales también pueden decidir la victoria.

Un siglo XXI realista


El juego se desarrolla en el mapa del mundo actual, visualizable en 2D y 3D. Se reproduce con todas las fronteras de los Estados, las ciudades y lugares estratégicos importantes (bases militares, centrales de energía, fábricas…). El jugador puede acceder a los mapas de ciudades con sus diferentes edificios (palacio del jefe del Estado, cuarteles generales del ejército, los servicios secretos o de la policía, restaurantes, embajadas, viviendas de los personajes, escondites secretos…) y hacer que sus personajes actúen dentro de ellos. Para sus funciones, algunos edificios disponen de un servidor informático que contiene las bases de datos sensibles y puede ser objeto de ataques cibernéticos a fin de bloquear o robar esos datos.
Los mapas de las principales capitales se ajustan a la realidad.
Hay varios modos de visualización del mapa: diplomático, militar, electoral, etc., así como un minimapa.
El mapamundi evoluciona en función de las construcciones de los jugadores, los daños relacionados con las guerras o los sabotajes, las estrategias de las unidades militares y las conquistas territoriales. Todos los acontecimientos importantes se indican también en los lugares afectados (manifestaciones, atentados, crímenes…).

Múltiples personajes con competencias y psicologías muy variadas


Hay más de 30 clases de personajes. Distinguimos entre los personajes controlados por el jugador (espía, inspector de policía, ministro, jefe del ejército…) de personajes terceros que no puede controlar, sino solo condicionar (cónyuge o pareja, periodista, narcotraficante, asesino a sueldo, confidente, dignatario religioso, artista, psicoanalista...).
Cada personaje tiene un perfil psicológico particular, que facilita o complica el éxito de las acciones. Se presenta una quincena de perfiles: sociable, leal, carismático, paranoico, introvertido… Además, las variables de estrés y miedo, calculadas en función de los acontecimientos (amenaza, corrupción…), pueden influir en su comportamiento autónomo (dimisión, traición, golpe de Estado...).
Los personajes tienen un teléfono móvil, mediante el cual pueden administrar sus contactos, dialogar, negociar o planificar citas y almacenar sus archivos (datos robados, fotos o vídeos de pruebas...). Estos teléfonos podrán ser geolocalizados y pirateados y su contenido, robado.
Se puede descubrir o fabricar una treintena de objetos especiales, que aportan ventajas u otras capacidades a los personajes; por ejemplo: chalecos antibalas, documentos falsificados, cámaras en miniatura, explosivos, exoesqueletos...
Distinguimos entre las acciones genéricas comunes a todos los personajes (viajar, ir a un restaurante, tomar/dejar/dar/robar un objeto, seducir, amenazar, casarse y divorciarse, dialogar, corromper…) y las acciones específicas de cada profesión.

Ejemplos de acciones específicas para cada tipo de personaje:
• el jefe del Estado: nombrar a su gabinete, fijar las políticas presupuestarias, denunciar en las Naciones Unidas, autorizar el armamento nuclear, hacer campaña en las elecciones, iniciar la construcción de infraestructuras...
• el ministro de Relaciones Exteriores y los diplomáticos: negociar contratos comerciales, firmar pactos estratégicos, votar en las Naciones Unidas, abrir embajadas...
• el jefe de los servicios secretos y los espías: infiltrarse, sabotear, asesinar, espiar, secuestrar...
• -os ciberexpertos: piratear un servidor o un teléfono móvil, geolocalizar, infectar con un virus, reforzar la protección informática, rastrear el origen de un ataque...
• el jefe de un ejército: negociar contratos de armamento, construir bases, gestionar las tropas, decretar la ley marcial…
• el ministro del Interior y los inspectores: utilizar la videovigilancia, investigar los delitos y crímenes, efectuar una detención, interrogar a un sospechoso, llevar a cabo seguimientos, vigilar un edificio, intervenir ante una manifestación...

Los personajes de terceros no controlables disponen también de numerosas acciones específicas: redacción de artículos (los periodistas), iniciar una huelga (los sindicatos), influir mediante la prédica (los clérigos), actuar en espectáculos (los artistas), asesinar (un asesino a sueldo), dar consignas de voto (un responsable político)...

Pueblos con iniciativa pero que, sin embargo, también responden a determinadas influencias


El nivel de satisfacción del pueblo se calcula en cada turno de juego. Puede variar en función de la política del Estado (gasto social o presión fiscal), la tasa de desempleo, el poder adquisitivo (que evoluciona, en particular, en función del coste de los productos), una eventual carestía, el clima de crispación del país o la corrupción de los dirigentes. El pueblo indignado puede formar manifestaciones o revueltas, iniciar huelgas y, en última instancia, hacer perder al jugador.
Se puede influir en los pueblos a través de la información manipulada en los medios de comunicación; o pueden hacerlo los grandes líderes naturales, como los jefes de sindicatos o partidos o los dignatarios religiosos; a su vez, estos pueden estar al servicio de potencias extranjeras.

Una multitud de estrategias


La infinidad de planes de acción, limitados por turnos de juego y sobre los cuales hay que reflexionar detenidamente, combinada con los diferentes modos de cálculo de la puntuación, ofrece una multitud de estrategias a los jugadores.
Hay diferentes niveles de juego subyacentes, como el wargame con una cincuentena de tipos de unidades militares diferentes, las guerras comerciales a través de los contratos económicos, la gestión del presupuesto del Estado para utilizar su popularidad y su capacidad de inversión, la gestión de recursos y el papel de las Naciones Unidas, que pueden sancionar a un Estado o autorizar las intervenciones militares. Estos diversos niveles añaden aún más oportunidades y suspense a las partidas, que pueden cambiar de signo en cualquier momento.

Muchos modos y opciones de juego


Se proponen diferentes posibilidades de configuración para disfrutar con diferentes aspectos del juego:

• el modo "carrera": modo de juego especialmente indicado para principiantes, ya que al principio de la partida el jugador controla a un solo personaje: el jefe del Estado. A partir de entonces, tendrá que elegir a sus colaboradores y ampliar su equipo poco a poco.
• el modo de "gobierno": el jugador dispone desde el principio de una docena de personajes, que le permiten actuar en todos los ámbitos.
• opción "multipaís": un jugador puede jugar con varios países y desarrollar tácticas diferentes. En particular, varios pequeños países pueden enfrentarse a uno grande con una mayor igualdad.
• opción "personajes adicionales": el jugador puede seleccionar una serie de personajes adicionales y orientar su estrategia antes del inicio de la partida. Por ejemplo, podrá jugar a los mandos de los periodistas o de los opositores políticos en un país extranjero, que podrán ayudarle a desestabilizar el poder establecido.
• “Multijugador” *: en modo multijugador, se pueden formar equipos de varios jugadores. Los equipos compiten entre sí y cada uno puede controlar uno o varios países (* El modo multijugador se pondrá a disposición de los jugadores durante el periodo de acceso anticipado)
• opción "objetivo secretos": cada jugador (humano o IA) puede recibir un objetivo secreto que, si se alcanza, puede permitirle conseguir un incremento de la puntuación o, incluso, ganar inmediatamente la partida; por ejemplo: controlar más del 50 % del mercado de hidrocarburos, triplicar su población o cambiar el régimen político de un país enemigo.
• ajustes de la partida que permiten afinar su dinámica de juego: número de turnos, duración de los turnos y número de acciones por turno.

Capturas

Requisitos

Mínimo:
  • SO: Windows 10, 8, 7
  • Procesador: 1.6 GHZ
  • Memoria: 4 GB de RAM
  • Almacenamiento: 4 GB de espacio disponible
Recomendado:
  • SO: Windows 10, 8, 7
  • Procesador: 2 Ghz , multi-core processor
  • Memoria: 8 GB de RAM
  • Gráficos: 3D Video card with 1 Gb or more of dedicated VRAM
  • Almacenamiento: 8 GB de espacio disponible

Idiomas (Multi-4)

TextosVoces
Alemán
Español de España
Francés
Inglés
Por favor, para ver los links, entre con un ordenador

Comentarios (0)

Todavía no hay comentarios

Dejar comentario

Necesitas tener una cuenta, Logueate o Registrate para usar esta función